saltar al contenido
Redención de datos: casos pro bono en análisis de datos

Aceptar el trabajo pro bono tiene un significado inequívoco por innumerables razones. Dentro de iDS, nuestro compromiso con los esfuerzos pro bono surge de una creencia profunda: la preservación de la justicia exige nada menos. Abogamos fervientemente por la inclusión del análisis de datos en los procedimientos legales, reconociendo su papel fundamental a la hora de descubrir verdades que de otro modo podrían permanecer ocultas.

Un elemento central de nuestro espíritu es la convicción de que la justicia debe ser accesible para todos. Al navegar por el delicado equilibrio entre las demandas de los clientes y la capacidad operativa, discernimos una necesidad creciente de conocimientos basados en datos para compensar la balanza de la justicia. En el panorama actual basado en datos, la capacidad de descifrar información compleja es indispensable. Sin embargo, el valor de los datos a menudo se pasa por alto, eclipsado por la falta de comprensión entre las partes interesadas.

Los datos, con su intrincado léxico, sirven como testigo imparcial de las interacciones y los acontecimientos humanos. A diferencia de las narrativas subjetivas, los hechos basados en datos ofrecen un verdadero relato. Una marca de tiempo está libre de sesgos, al igual que un número de serie o una coordenada GPS.

Consideremos el caso de Bobby Williams, director de iDS, que emprendió un caso pro bono en el que datos vitales habían permanecido inexplorados durante años. Después de trabajar estrechamente con el equipo legal del acusado, Williams ayudó a orquestar la exoneración de una joven inocente.

La joven, cuya identidad no se revelará por respeto, se vio envuelta en un atolladero legal, acusada de colusión en un caso de asesinato. A pesar de sus vehementes protestas de inocencia, las pruebas circunstanciales en su contra pintaron un panorama condenatorio.

Su calvario comenzó con su aprehensión, como resultado de una trágica pérdida de vida. La narrativa de la fiscalía se basó en testimonios de testigos que alegaban su complicidad en el nefasto complot. Sin embargo, a medida que se desarrolló el caso, se hizo evidente que confiar únicamente en relatos subjetivos oscurecía un aspecto vital: el testimonio silencioso de los datos.

Las fuerzas del orden, equipadas con múltiples dispositivos móviles recuperados de la escena del crimen, flaquearon al borde de la complejidad tecnológica. La intrincada red de datos de geolocalización permaneció inescrutable, eludiendo su comprensión y relegando a la oscuridad las pruebas críticas. Fue un caso clásico de subutilización de datos: una oportunidad perdida con consecuencias nefastas.

Ingrese a iDS, en colaboración con un equipo legal gratuito, para desenredar la maraña de datos ocultos dentro de esos dispositivos. A través de un análisis meticuloso, Williams y su equipo desenterraron una gran cantidad de ideas que destrozaron la narrativa de la fiscalía. Los datos de geolocalización que el equipo de iDS encontró en dispositivos móviles revelaron una interpretación muy diferente, que exoneró al acusado y puso al descubierto la falibilidad de los testimonios de los testigos.

El análisis experto de Williams traspasó el velo de la ambigüedad para exponer la verdad, una realidad en la que la mera presencia del acusado en la escena del crimen no logró establecer la culpabilidad. Una vez que Williams presentó su informe pericial, estaba preparado para testificar sobre sus conclusiones, pero en un giro dramático de los acontecimientos, la base testimonial en la que se basaba la fiscalía se derrumbó. Testigo tras testigo se retractó de sus declaraciones al darse cuenta de la discrepancia entre sus relatos y la realidad basada en datos. Con Data emergiendo como testigo definitivo, la necesidad de más testimonios se disipó, allanando el camino para la desestimación de los cargos y la liberación de una mujer encarcelada injustamente.

La terrible experiencia que sufrió la coacusada, que estuvo tras las rejas durante dos años, sirve como un crudo recordatorio de las consecuencias de la subutilización de datos en el sistema de justicia penal. La dependencia de testimonios poco fiables de testigos, junto con la falta de aprovechamiento del potencial de los datos disponibles, cobraron un alto precio en su vida. Esto enfatiza la importancia de involucrar a científicos y expertos en datos desde el inicio de los procedimientos legales. Al confiar el análisis de los datos a personas equipadas con la experiencia necesaria, podemos salvaguardar no sólo los derechos individuales sino también la integridad del proceso judicial en sí.

En iDS, nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de defender conocimientos basados en datos, guiados por un espíritu singular: ayudar a garantizar que la justicia no sea simplemente un ideal elevado sino una realidad tangible para todos.

Bobby R. Williams Jr. - Director, Bobby R. Williams Jr., Director 



bobby williams      
Director – Presidente DEI
Directo: +1.202.642.2113 | bwilliams@idsinc.com
EE. UU.: +1.800.813.4832 | Reino Unido/EEE: +44 (0)20 8242 4130



iDS ofrece soluciones de datos de consulta a corporaciones y bufetes de abogados de todo el mundo, brindándoles una ventaja decisiva, tanto dentro como fuera de los tribunales. Los expertos en la materia y estrategas de datos de iDS se especializan en encontrar soluciones a problemas de datos complejos, garantizando que los datos puedan aprovecharse como un activo, no como un pasivo. Para obtener más información, visite iDSinc.com.

es_ESES